domingo, 26 de febrero de 2012

OFUSCACIÓN DE UN SENTIMIENTO

Me vendaré los ojos para evitar verte. Me cubriré los oídos para no dejar entrar el sonido de tus murmullos. Actuaré de indiferente para eludir la sensación de tu piel. Rehusaré el disfrute de mis sentidos tan sólo para alejar ese sentimiento, que reseca el agua pura que detiene mi sed.

Como puedo tolerar que se apodere de mí, perturba mi andar en la vereda de la felicidad, interrumpe el hilo conductor por el que recorre el furor de mi vida, e incluso incita a que permita el asalto de cosas tremebundas que son impulsadas por esa sensación. La rosa ha perdido su preciosidad, su dulce aroma es ahora fétido. Cosas como asentir que una lúgubre penumbra de dolor, cubra mí rostro; el de dejar entrar al imperante olvido en mi memoria o acceder a perderme en un inhóspito desierto de locura o incluso a morir ahogado en el umbral del océano de enfado… ¿Cómo puede ser posible que ese sentimiento me ate y me venda los ojos, reprimiéndome de poder efectuar cualquier acto colmado de libertad?

Me obliga a atravesar todo esa pesadumbre. Es capaz de desfigurar todo mi garbo, incluso llegar devorar mi vida; me descolora haciéndome ver de blanco y negro, en un mundo saturado de color, soy deslumbrado por tu colorido rostro repleto de belleza. Entonces permites que empiece a crecer en mi ser, la magra flor inquina, risible y fea a simple vista, pero poseyente de una fragancia y lindura interior, que se sobrepone a todas esas flores que mantienes intactas. Excede a la presencia de cualquiera de esas en el jardín apabullante de ofuscación. Es mucho más grande y gruesa, lo que representa su voluntad y fuerza. Detendré todo abatimiento que canibaliza dentro mi ser, y hallaré la solución. La flor debe ser vista por dentro.Instruye el tratamiento para alcanzar la armonía mutua, sosegando el opresivo sufrimiento que golpea mi, con tan solo acortar un poco nuestro distanciamiento…

jueves, 20 de noviembre de 2008

DESPUÉS DE TANTO... UNA REFLEXIÓN


Si sientes que aún no ha visto tu esencia,
un vacío repetido vivirá en tu interior.
Su presencia sólo animará tu ego,
pero no abrigará tu alma.
¿De qué sirve querer estar a su lado
si estás esperándole en esa palabra
que lo abarca todo
en un universo que sólo tú imaginas?
Si insistes, girarás sin vueltas
en largas noches de insomnio
por ese ser que no te busca.
Y te castigarás con los porqués,
por aquello que fue,
por el dije pero no quise,
por el quise pero no hice...
Y llegará la hora
en que no querrás verte en el espejo.
Y llegará la hora en que nada te refleje.
Quizás entonces sea demasiado tarde;
te habrás ido y no podré alcanzarte.
Y quizás entonces, estarás perdido,
atrapado dentro de tí.

jueves, 23 de octubre de 2008

Reflejos




Ahí estabas, mirándome .Entonces, pregunte que estaba sucediendo y comenzaste a llorar. Aún desprevenida, esperé largamente una respuesta. No contestaste .Las lágrimas mojaban sin pudores tu rostro y sentía hasta el dolor de tus ojos, por la angustia, la vigilia y mucho más.

Yo sé que no querías que te viera así, con tu orgullo abatido y en la sombra de una vanidad mísera y pasajera. Pero sin siquiera pronunciarte, me halle deshilvanando lo que quedaba de ti. No hice más que aguardar, inútil y tonta, sabiéndote. Entonces, como otro cuadro en la memoria, recordé que un día te vi caminando, compartiendo la soledad, disfrazada más que en un nombre, en una ilusión. Y pronto llegó la despedida. Tarde, muy tarde te diste cuenta .No había reproches, pero tampoco creías en el adiós. Sin embargo, no tenias excusas para retenerlo y quedaste en medio de la calle, sin pinceles para continuar.

Me miraste profundamente y de a poco fuiste sumiéndote, descifrando la dialéctica del ser y sentir, prometiéndome en tanto, algunas palabras .Así desnudándote y sin maquillaje, sin sonrisas, ni poses preludiaste una vieja canción; en notas tristes, te desahogaste. Fue doloroso presenciar tu escena estéril, cruelmente encarnada, rasgando el absurdo, diciendo esas palabras que ya no tenían sentido .Su ausencia te hizo pensar que quizás habían muerto mucho antes de nacer .

Pero repentinamente dijiste tu nombre y te desfiguraste me desperté y acudí horrorizada a mi último aliento. Levanté los ojos. Te volví a mirar .Ya no eras tú. Eras solo un reflejo. Detrás estaba yo.

lunes, 13 de octubre de 2008

SUNNY DAY



Te digo hoy, a voz viva, que la soledad de las palabras no es, en estas cuerdas, más aquella
y que el sobrio saludo de los siervos grises de la memoria no es más tal,
y no es más tal ni es más aquella, porque sueles nacer en mi alma, suma de alianza y placer, mujer de mi vida, como el sol cada mañana.

Cuando entregado al sueño percibo en el recuerdo el inocente aroma de tus manos infinitas,
vuelve a mí tu cuerpo retozante, amo de mi alma, poesía envuelta en seda,
y sé así que, como el alba al día o la promesa a la obra,
la voz que emerge de ti basta en mí como preludio de abnegada labor.

Recoge en tu pecho los gestos de mi fe para que en su noble ascenso al rubor de tus mejillas impregnen su esencia del conocimiento inmaculado de cuál es su motivo, cuál su fin.
Ah! diosa coronada, no permitas que sobre tu piel la húmeda expresión de los adioses ice bandera,
en cambio, despierta desde la sangre la firme paz de los sueños tenaces.

Permite que en la escritura de los días albos los versos tengan valor, sonríe;
a veces, puebla tus razones sin razón, y sonríe; que el sueño que te concibe parirá la luz del alma.
Merece entonces poesía aquel hálito divino del cual surge la existencia, que la verdad es libertad, la piel se hace magra con los días, y tú serás feliz, andes de mi sierra, flor de capulí.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Manos Doradas


Veo tus manos desérticas,

Infinitos caminos se entrecruzan,

Forman ligeras profundidades,

Que guardan años y andanzas.

Manos Doradas ya se preparan,

Para acariciar de nuevo el viento,

Dejando huellas en la arena

Que jamás borrará el viento.

Ellas se mueven como el agua,

Mi mirada siempre atrapan.

Nunca antes vi otras iguales,

Son como el paisaje de Samaca.

Manos Doradas del desierto

¿Por qué fusionas mis sentimientos?

Tus juegos malevos me dañan,

Libera el amor que llevas dentro.

Antes que te vayas nada sabemos,

Nuestro paseo podría ser eterno,

Como un río que acaba en el sol,

Entonces dejemos danzar al fuego.


martes, 29 de julio de 2008

Ceguera Insensata


Ah…. Si las miradas pudieran hablar, cuanto trabajo ahorrarían, ya no tendría que levantar la voz ni aguantar este palpitar agobiante de silencio; no buscaría una respuesta, porque la mirada diría lo que todavía no se, seria un automático traductor del inconsciente, un conversor. No me perdería en la búsqueda incesante de palabras, no dejaría un espacio en blanco en nuestra conversación, seria consiente de ser sincera, aunque amenazante con despertar odios eternos, libraría mi mente de los encierros, ya no enterraría esas tantas ideas que tanta falta hacia a las circunstancias.
En un sutil encuentro entre tu mirada y la mía, hubieras entendido todo, ya no existiría ahorro insensato de razones, ya mi ceguera se iria, y al fin podrías comprender.
Ah…..Si las miradas pudieran hablar, cuánta oportunidad tendría.
Ah…..Cuanto se pierde con la ceguera del habla.

domingo, 27 de julio de 2008

Dreadlock al cerebro


Repentinamente como un barco a la deriva….
Nuestra vida ha corrido y quedado suspendida
Mis manos y tus piernas son de madera
Menos mal que no la cabeza todavía…

No se sabe si es cosa mía
Tu mirada me huele a cocina fría
¿Qué ha pasado en este mar que no moja?
Somos como ventanas cojas…

Yo veo el universo inverso
¡Tú dirás que son puros versos!
Pero se ver al búho que te da pesadillas
Por eso no me quiero quedar en esta silla…

¡Ya fue suficiente!
¡Basta de locuras!
Eso dice la abuela del frente,
Porque sus muelas ya no tienen aceite.

¿Quién es ella, quién soy yo?
Soy melómana y mi imaginación es un cuadro de Miró
Mientras este tiempo se disuelve en mi boca,
Alguien debe estar sufriendo como foca.

Y todo vuelve a la normalidad que me idiotece,
Es la misma estúpida mentira pero inteligente,
Un elefante me hace saber que no estoy demente,
Mostrándome la mentalidad fuera de la mente.

Se ríe de mi poesía sin reglas,
¡Pero le suena a hojas frescas!
Si hubiera estado con los pies en la tierra,
Ya habría muerto de mil maneras.

Una nota de agua salida de una guitarra sin paraguas
Me mostró una vez que la vida es una parábola ostentada en las ramas,
Desde entonces escribo tan mal
Y busco la fuente de esas notas acuáticas,
¿Quizás sea una palabra de mi espíritu, una lágrima?

Si apareció la muerte cibernética,
A mi no me va a agarrar,
No seguiré viendo ésta pantalla iluminada
Me iré lejos con mi soledad…

Blogs amigos